Adopción de ríos

web_adopcion

Para un grupo de voluntarios, adoptar un río significa desarrollar propuestas propias que impliquen la mejora o el aumento del conocimiento de los ambientes fluviales, esto es, realizar actuaciones prácticas que ayuden al río a alcanzar su estado óptimo.

Adoptar un río es una vía de participación activa basada en la búsqueda de colaboraciones y acuerdos entre nuestro grupo, otros grupos y los diferentes actores públicos (ayuntamientos, consejerías o confederaciones), propietarios y usuarios del entorno fluvial. Por este motivo, significa estar dispuestos a aprender, a asumir nuevos retos y a construir un proyecto que contribuya a la mejora del río.

Se trata de una propuesta basada en la custodia del territorio ratificada en un acuerdo consensuado por todas aquellas partes que voluntariamente colaboren por el bien del río.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.